RePhone en La Cuarta

Entregan segunda vida a celulares dados de baja

 

Aparatos destinados a convertirse en basura electrónica son rescatados por iniciativa chilena que los reposiciona en el mercado a un alto nivel de funcionamiento y a precios muy por debajo de su valor real.

 

Hay veces en las que no queremos desprendernos de nuestro celular regalón, pero por desconocimiento acabamos haciéndolo. RePhone es la alternativa idónea para que esto no pase más: reacondicionan y dan una segunda vida a los teléfonos celulares. Además, esta pega la hacen con un sentido sustentable y buscando la mejor opción económica para los clientes.

Un equipo reacondicionado es un smartphone que se compró nuevo y se devolvió. En algunas ocasiones es reparado, proceso que garantiza que el celular se vea y funcione como lo hacía en sus mejores momentos. La principal ventaja de estos equipos es que poseen garantía de 13 meses, y su valor es mucho menor a uno nuevo.

Felipe Broitman, CEO de RePhone, explica que “la mayoría de los celulares que compramos son seleccionados alrededor del mundo, y pasan por un proceso muy profesional, similar a un scanner de un auto. En ese proceso se borra cualquier data existente, se actualiza el software y obtenemos un reporte de cada equipo que nos indica si tiene fallas de hardware y status de batería, la que debe cumplir con un mínimo de 80% de estado de salud. En RePhone buscamos entregar calidad, un smartphone que no falle y mayor garantía que uno nuevo”.

Por el planeta. RePhone nace bajo el concepto de economía circular, la que consiste en la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, proponiendo un modelo de utilización y reutilización de productos, con el propósito de darles una segunda vida.

Alrededor de 188 millones de smartphones son desechados anualmente en Latinoamérica, y acá es donde esta empresa nacional hace su aporte. “Nuestro objetivo en Chile es ser líderes en comercialización de smartphones reacondicionados de alta gama y uno de los principales propósitos es crear en Latinoamérica un mercado formal para teléfonos reutilizables”.

La idea es que los clientes lo perciban. “Queremos que nos reconozcan como una empresa sustentable, que mantiene un compromiso con el medio ambiente. En vez de generar basura con los teléfonos celulares, darles una segunda vida al reacondicionarlos y venderlos hasta un 40% más económicos”, agrega Felipe.

Artículo previo RePhone, casi tantas vidas como un gato.
Próximo artículo Celular reacondicionado: Pague hasta 40% menos.