En RePhone cuidar el planeta es fundamental

Este mes en que se celebra el Día de la Tierra, desde RePhone queremos insistir en nuestro llamado a que juntos reduzcamos el impacto ambiental que genera la industria telefónica en el planeta. Esto considerando datos como un estudio publicado en la revista Journal of Cleaner Production, que señala que los centros de datos y los smartphones serán las tecnologías de la información y comunicación más contaminantes al año 2040.

Aquí te compartimos algunos datos sobre los teléfonos celulares nuevos y reacondicionados que es importante saber, ya que tienen un gran impacto en el medio ambiente:

Un teléfono puede tener más de 1 vida

Si se le da un buen uso y cuidado por parte del usuario, un teléfono nuevo podría llegar a 3 vidas más de reacondicionado. Reutilizar un teléfono gracias al reacondicionamiento permite ahorrar alrededor de 52 kg de CO2 y 56 kg de materia prima, según Informe de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Físicas de la Universidad de Surrey, Inglaterra, lo que sin duda es un aporte a la preservación del planeta.

Aproximadamente un 80% del CO2 emitido por un teléfono es producto de su fabricación

En RePhone trabajamos bajo el modelo de economía circular y, para lograrlo compramos smartphones usados de grandes operadores telefónicos nacionales y de aseguradoras internacionales. Los celulares luego son inspeccionados y reacondicionados para volver al mercado, en una nueva vida útil. El celular reacondicionado tiene la misma calidad que uno nuevo, funcionalidad completa, costos más bajos y menores impactos ambientales.

Considerando las emisiones que produce la elaboración de un teléfono, el hecho de optar por un móvil reacondicionado en lugar de uno nuevo tiene mayor sentido medioambiental.

Reutilizar piezas de un teléfono que no se puede reacondicionar salva 2,8 kg de CO2 por pieza reutilizada

Uno de los pasos por los que debe pasar un celular al ser reacondicionado y salir a al mercado nuevamente es la clasificación de los dispositivos, proceso que cuenta con un exhaustivo control de calidad. Un RePhone es un smartphone en desuso que ha sido cuidadosamente seleccionado y reacondicionado de forma que ofrezca la misma calidad de operación que uno nuevo.

Lo que nosotros buscamos es todo lo contrario a un ciclo sinfín de consumo y desperdicio, aportando a la disminución de la basura tecnológica reutilizando celulares y piezas que se encuentran en óptimas condiciones, aportando con la disminución de basura tecnológica a través de la extensión de su uso.

Se necesitan aproximadamente 56 kg de materia prima para fabricar un teléfono de 150 g

Considerando estos antecedentes, al reacondicionar un móvil, se están salvando esos mismos 56 kg de materia prima, recursos naturales que, en su mayoría se están agotando. Además, en relación con los desechos de aparatos electrónicos, es importante saber que los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) contienen sustancias peligrosas como mercurio, plomo, amoniaco, que además generan gases que destruyen la capa de ozono y afectan directamente al calentamiento global.

 

 

Próximo artículo Obsolescencia programada, un enemigo del medio ambiente