Cambio de pantalla!

Lo primero que hay que entender es que al romperse la pantalla se puede haber quebrado el cristal, el táctil o la pantalla LCD.

Cuando se daña el LCD la imagen no se despliega correctamente, pueden haber manchas o definitivamente no verse nada. En ese caso hay que cambiar toda la pieza y casi todos los servicios técnicos cambian la pieza por uno alternativo traído de China. En China se venden diferentes calidades que van de A hasta A++. En ocasiones el servicio técnico puede poner un LCD original Apple usado, con un vidrio nuevo. Esto es lo ideal, dado que la experiencia de usuario es como si fuera nuevo y conserva la pieza original principal marca Apple.
El táctil es una pieza intermedia que va entre el LCD y el vidrio, que el usuario toca al usar. Cuando se rompe el táctil el equipo puede estar desplegando imagen correctamente pero no se puede utilizar, ni tocar ningún menú. En ese caso hay que cambiar el LCD igual que en el punto anterior y fijarse en lo mismo con respecto a la calidad y originalidad.
Lo más frecuente es que se rompa el vidrio. También es lo más barato porque no se requiere cambiar todo el LCD. Cuando se rompe el cristal, es cuando el iPhone se puede seguir usando, pero el vidrio esta astillado o definitivamente le faltan algunas partes. En este caso es clave, que el servicio técnico no cambie el LCD completo por uno Chino y conserve tu LCD original como de segunda mano para luego venderlo.
Por ultimo entender que los servicios técnicos que cambian vidrios, lo pueden hacer artesanalmente despegando el cristal roto con calor y pegando el nuevo con soldadura plástica en las esquinas, o bien, con maquinaria especializada que despaga el vidrio para luego pegar el nuevo quedando totalmente unido como el original de fábrica.
Entonces las 4 claves a considerar son:
Hay que preguntar por la calidad de la pieza que están colocando, si es China la calidad o si es original Apple.
El táctil roto obliga a cambiar todo el LCD. Fijarse si es original Apple de segunda mano o si es Chino.
Si se rompe tu vidrio, conserva el LCD original y pide sólo cambio de vidrio aunque se demore más rato (el LCD sería solo cambio con tornillos, mientras el vidrio requiere un proceso de calor y pegamento especializado).
Cuando vas a cambiar un vidrio, pregunta y revisa con tus propios ojos el proceso y si tienen la maquinaria o lo hacen artesanalmente.

Artículo previo Obsolescencia Programada
Próximo artículo ¿Qué es un equipo reacondicionado?